Algunos estudiantes universitarios prometen un futuro mejor que otros

La universidad te abre puertas a diversas oportunidades, por ello te invito a que aproveches la segunda convocatoria UNAM 2019 para buscar tu lugar.

Sin embargo, vale la pena hablar sobre qué es lo mejor estudiar para un mejor futuro.

Por ejemplo, un título en arte podría no llevar a una carrera con un salario de seis cifras, pero ¿dónde estaría la sociedad si todos se convirtieran en ingenieros?

Necesitamos artistas también, ¿no? ¿Realmente importa en qué universidad estudias? Bueno, mucha gente no lo creía hasta hace poco.

Debido a la caída en el número de empleos de posgrado, muchas personas están empezando a repensar el valor de ciertas carreras y programas de grado y el lugar en dónde estudiarlas.

Muchos investigadores ahora están investigando qué especialidades ofrecen un rendimiento decreciente de la inversión y cuáles no.

No es sorprendente que probablemente puedas adivinar lo que los investigadores han descubierto.

Sin lugar a dudas, los estudiantes que se especializan en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas encuentran trabajos más rápido, ganan más dinero y experimentan más estabilidad laboral que los estudiantes que obtienen títulos en artes, humanidades o sociales.

En un mercado laboral restringido o durante una recesión, los recién graduados con títulos en ciencias sociales, humanidades o artes pueden encontrar un desafío encontrar un empleo remunerado.

En este caso la respuesta es muy sencilla para la mayoría, obtener un título en un campo con un alto potencial de ingresos.

Aunque para otros la respuesta no es tan simple.

El obligar a las personas a obtener una especialización como la informática, simplemente porque produce un rendimiento financiero relativamente alto de la inversión puede crear una escasez de ocupaciones que son tan importantes para el futuro económico de un país.

Y por otro lado, es necesario no comparar a los estudiantes de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas con otros profesionistas no técnicos porque los estudiantes interesados en títulos como ciencias sociales, humanidades o artes pueden buscar recompensas personales que no son de naturaleza financiera necesariamente.

La realidad es que no todos los grados son iguales.

Entra a UNITIPS

Resultado de imagen para UNAM

Pero es posible que te sorprenda al descubrir cuán valiosos son los diferentes grados en realidad.

Un informe reciente publicado por el Instituto de Políticas Públicas de Georgetown (GPPI, por sus siglas en inglés), un programa líder de políticas públicas en la Universidad de Georgetown, encontró que algunas de las tasas de desempleo más bajas son la química, las finanzas y la enfermería.

Si bien los graduados recientes de los programas de ingeniería, matemáticas y ciencias de la computación exigieron los salarios iniciales más altos, las tasas de desempleo en estos sectores laborales fueron aproximadamente promedio.

No fue una sorpresa que los estudiantes de antropología, fotografía y cine experimentaran algunas de las tasas más altas de desempleo recién salidos de la universidad, sin embargo, el informe también mostró que los estudiantes que se especializaron en arquitectura y sistemas de información también experimentaron tasas de desempleo relativamente altas.

Por lo que las oportunidades de trabajo para las carreras de enfermería, ingeniería y ciencias de la computación fueron sustancialmente mayores que las que se especializaron en arquitectura, artes y campos relacionados.

Este es un panorama propio de nuestro vecino del norte, sin embargo, algo se puede extrapolar.

A pesar de toda la evidencia, el duro mercado laboral y el costo creciente de asistir a la universidad, las hordas de estudiantes aún se están inscribiendo en las carreras de ciencias sociales, humanidades y artes.

Y esto lo podemos perfectamente apreciar en la UNAM, donde siguen matriculándose alumnos e incluso llegan a superar en número a los estudiantes que se especializan en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

REFERENCIAS: YouTube || UNITIPS || UNAM