Cómo hacer tamales dulces y esponjosos

Sencillamente los tamales dulces no solo son para los chicos de la casa. Los adultos los disfrutamos por igual.

Existen desde su versión simple que solo tiene un poco de azúcar, pero también puedes encontrar aquellos que tienen uno de los siguientes rellenos: pasas, trozos de piña, coco rallado, frutas secas, bayas, ciruelas y mermeladas de frutas.

REFERENCIAS: YouTube || KiwiLimón || México Desconocido 

Agrega a esto las versiones muy sofisticadas con rellenos como chocolate, bayas, guayaba, queso crema, dulce de leche, nueces, piñones, etc.

Existen otros tamales conocidos como tamales de elote que son dulces por naturaleza y tienen un sabor peculiar con respecto a esta versión que veremos a continuación.

Pero sea la versión que sea, los tamales dulces siempre te arrancaran una sonrisa.

En general, los tamales son una comida para una celebración, un regalo especial para fiestas y cumpleaños o rituales como el Día de los Muertos.

En México, el 2 de febrero es el día en que los afortunados que encontraron al Niño Dios dentro de la Rosca de Reyes invitarán a sus amigos y parientes a comer tamales.

En la época prehispánica, el segundo día del segundo mes del año fue el comienzo del Calendario de México “Atlcahualo”, y usaron los tamales como parte de su ofrenda a sus dioses.

No todos colorean sus tamales dulces con colorante para alimentos, pero es común que sea así, especialmente en el centro de México.

Generalmente se hacen con masa fresca, pero esta receta requiere harina de maíz, ya que no está disponible en todas partes. La harina de maíz suelen ser de marcas como Maseca o Minsa.

Pues bien, demos comienzo entonces a unos de los rituales más antiguos dentro de las cocinas mexicanas y en KiwiLimón.

Los ingredientes

  • ½ taza de mantequilla sin sal
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 ½ taza de masa harina de maíz
  • ¼ cucharadita de polvo de hornear
  • 2 cucharadas de pasitas
  • 1 ½ taza de agua tibia
  • 6 gotas de colorante para alimentos color rojo
  • 10 hojas de maíz remojadas en agua tibia
  • Cordón para cocina para hacer los amarres

Preparación

Coloca la mantequilla y el azúcar en un tazón mediano y, con la ayuda de una batidora, batir durante un par de minutos hasta que tengas una textura cremosa, unos 2 minutos.

En un tazón más grande, mezcla la harina de maíz, el polvo para hornear y las pasas. Revuelve bien y luego agregue el agua tibia poco a poco.

Mientras mezclas los ingredientes secos con el agua, agrega las gotas de colorante para alimentos. Mezclar bien para tener un color uniforme.

Una vez que hayas incorporado el colorante de alimentos en la masa, se verá ligeramente rosado. Ahora agrega la mezcla de mantequilla y azúcar.

Bate la masa con las manos o con una cuchara de madera, ya que la masa es demasiado pesada para trabajar dentro de tu batidora, a menos que tengas una batidora de pie resistente.

La masa estará lista cuando se vea esponjosa y cremosa, como un helado muy suave. Si tu masa parece demasiado seca, agrega un poco más de agua. La consistencia tiene que ser muy suave.

Escurrir las hojas de maíz del agua de remojo. Coloca aproximadamente ⅓ taza de la masa sobre la hoja de maíz y envuelve formado el tamal. Sigue armando el resto de los tamales.

Coloca los tamales de pie en tu olla de vapor (Tamalera), agrega aproximadamente unos 3 cm de agua caliente, cubre con hojas de maíz, papel de aluminio o una bolsa de plástico, y luego cubre con la tapa de la olla. Cocina entre 1 a 1 ¼ hora a fuego medio.

Revisa que estén cocidos y listo… solo dales tiempo a se enfríen un poco para poder disfrutarlos